Tuesday, May 11, 2021

Pronunciamiento del Burò Polìtico del CC del PCV ante el vil asesinato del Camarada Oscar Rangel (Cachù)




 ¡PRESENTE POR SIEMPRE!

El Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), condena y denuncia el vil asesinato de nuestro camarada Oscar Rangel (Cachú), militante y miembro del Comité Local del PCV y la JCV en el Municipio Bolívar en el Estado Táchira, quien se destacó combativa y valientemente como dirigente comunitario; siendo ultimado en una acción criminal en forma alevosa en los alrededores de la Plaza Bolívar de San Antonio, Municipio Bolívar del Estado Táchira, el día sábado 8 de mayo de 2021, lo que evidencia la profundización del conflicto de clases que se desarrolla en nuestro país, particularmente en los municipios fronterizos venezolanos, donde la violencia de los grupos paramilitares, de las mafias y sus secuaces en instituciones del Estado, son la repuesta a las legítimas demandas del pueblo en contra de las extorsiones y cobro de vacunas.

El PCV ha realizado innumerables denuncias públicas y ante distintas instituciones del Estado, referidas a las amenazas de muerte en contra de nuestros camaradas en la zona. Hemos exigido la investigación de diversos asesinatos selectivos de líderes y lideresas, el desplazamiento forzado de campesinos, pequeños y medianos productores, los cobros de vacunas, extorsión y secuestros; sin que exista repuesta alguna por parte de dichos entes estatales. Desde el Partido Comunista de Venezuela (PCV), hemos acompañado combativamente las luchas en defensa de la integridad y soberanía territorial, en cuya ejecución el camarada Oscar Rangel, más conocido como Cachú, cumplió un decisivo y valiente papel dirigente.

Es en este contexto de luchas, que el PCV es golpeado directamente por segunda vez en menos de cuatro años. La primera oportunidad se presentó con la desaparición del camarada Dikson Javier Vergara Gómez, portador de la cédula de identidad N° 15.774.580, de 34 años de edad, militante de la Célula Eduardo Lugo, del Partido Comunista de Venezuela, hecho ocurrido el 15 de agosto 2017 y aun no se ha hecho justicia con este caso. Ahora se nos golpea con el acto criminal ejecutado contra nuestro camarada Oscar Rangel (Cachú).

El PCV, continuará con su conducta histórica, denunciando la agresión imperialista y, a la vez, todo acto contrario a los intereses del pueblo trabajador de la ciudad y el campo, así como la corrupción esté donde esté, ya sea que involucre a sectores del gran capital o sea producto de la acción de mafias enquistadas en instituciones del Estado venezolano.

CON BASE ACON BASE A LO ANTERIORMENTE EXPUESTO, EL BURÓ POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCV, ACUERDA:

Primero: Rendir homenaje a la memoria del camarada OSCAR RANGEL (Cachú), con el compromiso de darle continuidad a las tareas populares revolucionarias que venía cumpliendo y no ceder en la denuncia de su asesinato hasta lograr el total esclarecimiento del mismo, así como el ejemplar castigo para sus autores Intelectuales, materiales y cómplices.

Segundo: Exigir de las autoridades competentes del Estado venezolano, actuar con diligencia y celeridad en la realización de una exhaustiva y profunda investigación que identifique y castigue con todo el rigor de la ley a los autores intelectuales, materiales y cómplices de este atroz asesinato.

Tercero: Demandar de la Fiscalía General de la República Bolivariana de Venezuela, la designación de una “comisión especial de investigación”, que no esté vinculada a los intereses particulares de determinados funcionarias y funcionarios mafiosos enquistados en organismos gubernamentales del estado, a los fines de garantizar una investigación imparcial y expedita, que haga predominar la justicia sobre la impunidad.

Cuarto: Designar una comisión especial del Buró Político del Comité Central del PCV, para que realice el seguimiento del proceso de investigación y justicia que estamos demandando.

Quinto: Hacer llegar a sus seres amados, en particular a su querida madre, esposa, su hijo, a sus familiares y seres más allegados, así como a toda la militancia del Partido Comunista de Venezuela y la Juventud Comunista de Venezuela en el Estado Táchira, nuestras expresiones de solidaridad y condolencias ante tan lamentable pérdida.

https://youtu.be/B9Ap4mjApKI

Friday, February 26, 2021

PCV: “Contrato colectivo” petrolero es un fraude

Contrato Colectivo” fraudulento e ilegítimo

PCV: Trabajadores petroleros mejorarán ingresos pero no sus salarios


(Caracas,24/02/2021-RedacciónTP) El Partido Comunista de Venezuela (PCV) fijó posición ante el anuncio realizado por el gobierno y los directivos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV) sobre la firma de un supuesto contrato colectivo para el sector.

El responsable sindical de la tolda del Gallo Rojo, Pedro Eusse, se encargó de dejar en claro que en primer lugar “este acuerdo no puede llamarse convención colectiva porque los trabajadores no participaron en la elaboración ni en la aprobación del proyecto, solo la cúpula dirigente de la FUTPV, que además forma parte de la plana mayor de la empresa, por tanto funge como patrono, violando la normativa nacional e internacional sobre la elaboración de convenios colectivos de trabajo”.

Eusse destacó que evidentemente los trabajadores percibirán y recibirán una mejora en sus ingresos más no en sus salarios. “Esta falsa contratación tiene carácter fraudulento y se pretende sea modelo a seguir en la administración pública. Los trabajadores deben tener claro que más del 90% del ingreso que percibirán corresponde a bonos y no tiene carácter salarial, por tanto se destruye el valor de la fuerza de trabajo y se lesiona la capacidad de ahorro y las prestaciones que son el patrimonio de los trabajadores y sus familias”, destacó.

“Se presenta como un gran logro el cálculo del salario teniendo como referencia el Petro fluctuante pero es mentira, la mayoría del ingreso es bonos. El salario mínimo petrolero no pasará de 5 millones de Bs, menos de 3 dólares al cambio actual”, alertó Eusse.

“Los bonos de alimentación y transporte suman un ingreso de 132 millones Bs. que no tiene carácter salarial, mientras que el salario mínimo de los petroleros será de 5.040.000 Bs, disminuyendo los cálculos para prestaciones sociales y fondos de ahorro”, reiteró.

Por otro lado no se reconoce la reatroactividad de lo que se dejó de percibir desde 2019 a 2021, cuando los trabajadores petroleros quedaron sin salario prácticamente y lesionados en sus derechos debido a la ilegal aplicación de los lineamientos del Memorando-Circular 2792 del ministro del trabajo, por lo que deberían ser indemnizados.

“La caída de la producción petrolera se usó como excusa para privar a la clase obrera de su salario, cuando los trabajadores presentaron cientos de propuestas para recuperar la industria y fueron desoídos. La dirigencia sindical de la FUTPV es desclasada e ilegítima, su mandato está vencido y según artículo 402 de la Ley Orgánica del Trabajo y los Trabajadores y Trabajadoras (LOTT) no está autorizada para firmar nada en representación del colectivo laboral, también es responsable de la pérdida de la producción de PDVSA”, destacó.

“Tenemos que ir al rescate del movimiento sindical petrolero, para construir un verdadero sindicalismo clasista al servicio de los intereses de los trabajadores al servicio de PDVSA y de la clase obrera en general, solo de ese modo se puede rescatar la industria petrolera y se puede avanzar en contra de la explotación capitalista y de la política de apertura petrolera neoliberal del actual gobierno”, añadió Eusse.

“Este aumento bonificado de ingresos, no de salarios, se corresponde a la política de apertura petrolera puesta en marcha con la Ley Antibloqueo para garantizar mano de obra barata, prácticamente esclava, a las compañías trasnacionales para que vengan a invertir y obtener ganancias a costas de la miseria de los trabajadores petroleros”, continuó explicando Pedro Eusse, quien también es secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores de Venezuela (CUTV) y coordinador del Frente de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT).

“No negamos que este incremento del ingreso ayuda al trabajador que hoy en día no tiene salario, pero no debe creerse que es una conquista. La lucha sigue siendo por rescatar el salario, por salario mínimo igual a canasta básica”, recalcó.

“Rechazamos también la represión contra trabajadores petroleros que han sido encarcelados por participar en movilizaciones, como el dirigente sindical Eudis Girot. Asimismo, los trabajadores sidoristas que están siendo criminalizados, acusados de terroristas, por exigir sus derechos. Hay que cohesionar las luchas en defensa de los derechos históricamente conquistados, que hoy nos quieren arrebatar el neoliberalismo, debemos unirnos trabajadores del sector público y privado; allí están los trabajadores de Polar y de muchas otras empresas en su lucha contra las violaciones patronales”, indicó el dirigente comunista.

El PCV enfatizó su solidaridad con los trabajadores de las empresas básicas de Guayana. “Los trabajadores sidoristas y de otras empresas están luchando por el rescate del salario, contra el autoritarismo burocrático corporativo, contra las mafias sindicaleras que se han enriquecido, muchos de ellos vinculados a sectores del capital privado y que vienen destruyendo las industrias básicas de Guayana”, denunció Eusse.

Finalmente, los comunistas demandaron al gobierno venezolano que adopte medidas que protejan los derechos de l@s trabajadores frente a los hechos violentos que están padeciendo l@s venezolanos en Argentina, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y otros países. En tal sentido, realizaron un llamado a la clase obrera latinoamericana, a los trabajadores de la Patria Grande, a unirse en contra de la sobre-explotación, la xenofobia y el maltrato que sufren los trabajadores migrantes en cualquiera de nuestros países.

 

Monday, February 15, 2021

PCV saluda informe de relatora de la ONU

 



PCV saluda informe de relatora de la ONU y reitera exigencia de levantamiento inmediato y sin condicionamientos de las medidas coercitivas criminales imperialistas contra Venezuela

El Partido Comunista de Venezuela (PCV) saluda las conclusiones preliminares del informe presentado por la relatora especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Alena Douhan, tras su visita a Venezuela, donde señala que las sanciones ilegales han agravado las calamidades que padece el pueblo venezolano y representan una violación a los derechos humanos. La relatora ha instado a los gobierno de los Estados Unidos y de la Unión Europea a levantar estas medidas coercitivas unilaterales que fueron impuestas ilegalmente con la finalidad de propiciar un cambio de gobierno por la vía de la injerencia y presión externa.

Los efectos de las mismas, como señala el documento, han sido devastadores principalmente en los sectores más vulnerables de la sociedad: personas que viven en la extrema pobreza, las mujeres, los niños, los trabajadores, las personas con discapacidades o enfermedades crónicas y las poblaciones indígenas.

El impacto criminal de las medidas coercitivas ilegales, aunado a los efectos de la crisis general  del modelo capitalista dependiente y rentista, y las inconsecuencias de una políticas económica, que en este contexto adverso, resguarda con celo los intereses de los capitalistas mientras desmonta conquistas, derechos sociales y laborales del pueblo; han provocado el empobrecimiento y deterioro creciente de las condiciones de vida del pueblo venezolano.

Respaldamos la exigencia de la relatora de la ONU, a  los Gobiernos del Reino Unido, Portugal y Estados Unidos a descongelar de inmediato los activos del Banco Central de Venezuela depositados en instituciones financieras de esos países, a fin de que puedan ser destinados para atender las necesidades humanitarias del pueblo venezolano que se han agravado en el contexto de la pandemia mundial del Covid-19.

Desde 2015, cuando la administración Obama declaró a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad interna de los Estados Unidos,  el Partido Comunista de Venezuela (PCV) ha desarrollado una intensa ofensiva contra el escalamiento de la agresión imperialista, la imposición de sanciones extraterritoriales ilegales y por el respeto del derecho a la autodeterminación del pueblo Venezolano. Esta ha sido una campaña que el PCV ha impulsado con mucha fuerza en el Movimiento Comunista Internacional, los Parlamentos regionales y mundiales, la Federación Sindical Mundial, la Federación Internacional de Mujeres, la Federación Mundial de Juventudes Democráticas, el Consejo Mundial por la Paz, el Foro de Sao Paulo, entre otros espacios políticos, sociales e institucionales.

Luego de constatarse las dramáticas consecuencias de las agresiones imperialistas sobre el pueblo venezolano, demandamos de parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptar acciones más contundentes frente a estas medidas criminales e ilegales impuestas por EEUU y la Unión Europea contra el pueblo Venezolano al margen del derecho internacional.

Las criminales e ilegales medidas coercitivas unilaterales deben ser levantadas de inmediato  sin que medie condicionamiento de ningún tipo sobre nuestro país y pueblo. Todos los recursos financieros y activos propiedad de la Republica deben ser devueltos al país.

Instamos al Gobierno del Presidente Nicolás Maduro a llevar a cabo las acciones legales internacionales que correspondan contra las naciones que ejecutaron las criminales medidas unilaterales y demandar que asuman responsabilidad por los daños humanos y patrimoniales causados al país y al pueblo Venezolano. Los crímenes cometidos contra el pueblo venezolano no pueden quedar impune, la Republica debe desplegar una fuerte ofensiva política, diplomática y judicial internacional para lograr la condena moral de estas despreciables políticas injerencistas y exigir que nuestro pueblo y país sean indemnizados.

De igual forma, insistimos en que se haga justicia en Venezuela contra los personajes internos que promovieron y auspiciaron estas criminales “sanciones” contra el país, llegando incluso a avalar el despojo de nuestros activos en el exterior por parte de entidades financieras extranjeras. No podemos olvidar que estos personajes emplearon fondos propiedad de la Republica para financiar la formación de grupos mercenarios y promover atentados terroristas contra el país.  Basta de impunidad, Guaido y sus acólitos deben ir presos y pagar por los crímenes cometidos contra el pueblo venezolano.

Mano dura con el Grupo Polar exigen la CUTV y el FNLCT

 



Mano dura con el Grupo Polar exigen la CUTV y el FNLCT
Expresan su solidaridad con las y los trabajadores de Alimentos Polar Marigüitar, en Sucre

El Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT) y la Central Unitaria de Trabajadores de Venezuela (CUTV), una vez más, se pronuncian en solidaridad clasista con las y los trabajadores al servicio de las empresas del Grupo Polar, donde se han producido miles de despidos directos e indirectos, reincidiendo la patronal en desacatos a órdenes de reenganches emanadas de Inspectorías del Trabajo y ratificadas por el Poder Judicial.

De manera particular, expresamos nuestra condena categórica a las graves violaciones a la legislación laboral que se cometen de forma sostenida desde 2017 en Alimentos Polar Planta Marigüitar, ubicada en el Municipio Bolívar del Estado Sucre. En esa entidad de trabajo se ha vulnerado la inamovilidad laboral con la decisión unilateral y sin causa justificada de suspender a 85 trabajadores y trabajadoras, en condiciones de grandes desmejoras, constituyendo tal hecho un despido indirecto. Pero además en la empresa mencionada se viola descaradamente la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT) al echar a la calle a trabajadores y trabajadoras con enfermedades ocupacionales, negándose la criminal patronal a cumplir con sus obligaciones para con esos compañeros y compañeras que sufren graves padecimientos de salud como resultado de las condiciones en que cumplieron sus labores durante largos años.

En consecuencia, instamos a las autoridades del Ministerio del Trabajo, INPSASEL, Fiscalía General de la República y al TSJ, a que actúen con contundencia y determinación para hacer justicia laboral y obligar al patrono monopólico de Empresas Polar a respetar la leyes y la Constitución. Ya está bueno de impunidad, ya está bueno de indefensión laboral.
Por otra parte, hacemos un fraterno llamado al conjunto de las y los trabajadores víctimas de las masivas y reiteradas violaciones a los derechos laborales cometidas por el Grupo Polar, a unirse y a luchar de manera organizada, con absoluta independencia frente a la patronal y al Estado, al que debe exigirsele con fuerza que no sea cómplice de las aberraciones de ese patrono abusivo y fraudulento.

¡Mano dura con Lorenzo Mendoza y sus gerentes delincuentes! ¡Reenganche para todas y todos los despedidos de las diversas empresas del Grupo Polar!
¡La clase obrera unida jamás será vencida!

Comité Ejecutivo de la CUTV
Coordinación General del FNLCT

Sunday, January 31, 2021

El PCV al presidente Nicolás Maduro: Nuestra lucha es por el triunfo de la unidad popular revolucionaria

 



En el Partido Comunista de Venezuela (PCV), con base a nuestra autonomía e independencia ideológica, política y organizativa, hemos resuelto confrontar la agresión del imperialismo estadounidense-europeo, así como las políticas en materia económica, laboral y agraria-campesina al servicio del capital y los terratenientes, que ha venido ejecutando el presidente Nicolás Maduro.

Es desde esta perspectiva que también evaluamos la línea discursiva y comunicacional del alto Gobierno, en particular, cuando se trata de respuestas del Ejecutivo Nacional a las posiciones que, desde el movimiento popular revolucionario, las corrientes de la izquierda revolucionaria y organizaciones políticas marxistas-leninistas, como el PCV, asumimos en abierto cuestionamiento de dicha línea de entrega al capital local y transnacional. Es así como hemos visto reiteradas respuestas y declaraciones ausentes de argumentos y de autocrítica; con falta de disposición para el debate franco y de cara al país. En general, estas repuestas y declaraciones públicas en la voz del primer mandatario nacional, están caracterizadas por el cinismo, la reiteración inconsistente, la descalificación y el ventajismo mediático.

En los últimos meses, cada vez con mayor frecuencia, desde que el PCV y otras corrientes del movimiento popular revolucionario y de izquierda revolucionaria, decidimos construir la Alternativa Popular Revolucionaria (APR) y no ser parte del nuevo “pacto oligárquico-burgués” para imponer al pueblo trabajador venezolano el ajuste neoliberal que se fraguó en Santo Domingo en la “mesa de diálogo” entre el Gobierno y la oposición, la actuación del ciudadano presidente Nicolás Maduro tiende a hacerse más agresiva y amenazante.

Durante la pasada campaña electoral fue evidente y brutal esa práctica que, en un primer momento, buscó invisibilizar y bloquear el acceso del PCV y la APR a los medios de comunicación públicos y privados; llegando, el propio presidente Maduro, al extremo de tapar con su mano la tarjeta electoral del PCV, durante una alocución presidencial televisada donde pidió votar por los candidatos del PSUV o por los de la derecha opositora. Ahora, se propone la criminalización política, que puede convertirse en agresión personal y hasta liquidación física de organizaciones y cuadros comunistas, del movimiento popular revolucionario, de la izquierda consecuente y de todos los que tengamos divergencia con la gestión en favor del capital que realiza el gobierno del presidente Maduro y exijamos la aplicación de políticas en favor de la clase obrera y del pueblo trabajador de la ciudad y el campo.

En el PCV y la APR estamos conscientes de ser objetivo central de ese plan. También lo son las corrientes revolucionarias y críticas de la intelectualidad, del movimiento obrero y sindical clasista, campesino, comunero y popular en general, así como los cuadros medios y amplios núcleos de bases populares chavistas, que desde posiciones consecuentemente patrióticas, antiimperialistas y de izquierda revolucionaria reivindican el proyecto originario de Chávez, cuya orientación política apuntaba a los objetivos de la Liberación Nacional de carácter antiimperialista. Sectores que han manifestado un profundo y masivo descontento ante la desviación de derecha que se impone desde la cúpula gubernamental. Hacemos responsable al señor presidente de cualquier agresión física o sicológica de la que sea objeto cualquier militante revolucionario.

Constituye un hecho muy grave, que el propio presidente Nicolás Maduro, haya tomado para sí viejos conceptos (por ejemplo, el de izquierda trasnochada) acuñados por la derecha betancourista en los años sesenta, para intentar estigmatizar y ridiculizar a quienes no claudicamos en nuestra consecuente posición antiimperialista y clasista, de luchar por la Liberación Nacional y el Socialismo-Comunismo. En el PCV tenemos conciencia de la carga reaccionaria y anticomunista de tales epítetos, pero hemos intentado no engancharnos en esa diatriba que busca desviarnos de nuestros objetivos políticos centrales en la presente fase: “Confrontar, deslindar, reagrupar y acumular fuerzas para enfrentar y vencer la agresión imperialista y el reformismo entreguista” que controla el Gobierno y el aparato del Estado.

Ahora bien, el Presidente Nicolás Maduro en un acto en el palacio de Miraflores, con ocasión de un nuevo aniversario del 23 de enero y posteriormente en reunión de las direcciones nacionales del PSUV-JPSUV (utilizando los medios públicos como si fuesen de su propiedad), con un alto grado de arrogancia, ha emitido unas declaraciones donde, además de promover la dolarización y tratar otros temas, hace alusión directa a los “marxistas-leninistas”. Dichas declaraciones, tanto por su contenido como por quien las emite, son sumamente graves. Por ahora, sólo nos referimos a este texto: “…Cuidado con los divisionistas que tratan de llamarse marxistas leninistas y que son más chavistas que Chávez. Cuidado porque detrás está la mano del imperialismo norteamericano. Cuidado con el divisionismo. Alerta en los barrios, en las fábricas, en las universidades, en las calles, mosca pues con el divisionismo. Lo alerto por primera vez. Tengo mucha información.

Pese a no estar claro, si tales declaraciones están dirigidas a contener los desarrollos de la lucha de clases (ideológica, política y de masas) que se agudiza en el seno de su partido policlasista, lo cual en todo caso no las valida, porque desdice del método que hemos aprendido las y los revolucionarios: el honesto y franco debate colectivo, abierto, fraterno, democrático, crítico y autocrítico que, todo indica, está siendo sustituido por la descalificación sin discusión y la exigencia de subordinación incondicional.

Es el caso, que al referirse a “marxistas-leninistas”, ahí sí nos consideramos directamente aludidos, dado que nuestra organización reivindica esa concepción científica del mundo. Así lo precisan nuestro Programa, Línea Política, práctica revolucionaria y Estatutos del PCV, que afirma en forma expresa: “Artículo 1. El Partido Comunista de Venezuela; fundado el 5 de marzo de 1931, es el Partido Político de la clase obrera, su vanguardia, su forma superior de organización, que defiende consecuente y tenazmente sus intereses y los del pueblo trabajador de la ciudad y el campo, que se funden con los de la nación venezolana. Es la unión voluntaria y organizada de las y los comunistas basada en los intereses y la misión histórica de la clase obrera.

Se guía por la concepción científica del marxismo-leninismo, el ideal emancipador, antiimperialista e integracionista de Simón Bolívar y por los principios del internacionalismo proletario, la solidaridad internacional con los pueblos que luchan por su liberación nacional, por la democracia popular, el Socialismo y el Comunismo. (…)”

Esta alusión directa a las y los marxistas-leninistas nos obliga a demandar del ciudadano presidente de la República, Nicolás Maduro, lo siguiente:

1°) Que asuma abiertamente frente al país y el mundo si sus acusaciones contra quienes denuncia como “los divisionistas que tratan de llamarse marxistas leninistas y que son más chavistas que Chávez” y tienen por detrás “la mano del Imperialismo norteamericano”, incluyen al Partido Comunista de Venezuela (PCV).

2°) Haga públicas de inmediato las pruebas que dice tener de ciudadanos y/o ciudadanas que se consideran marxistas-leninistas, y, según denuncia, tienen vínculos, compromisos o cualquier tipo de tratos con el imperialismo, que le lleve a afirmar que “detrás está la mano del imperialismo norteamericano. “Es muy grave, que se estuviese forjando un “falso positivo” contra activistas y cuadros revolucionarias/os críticos.

3°) Exigimos que la “mucha información” que dice tener el ciudadano presidente Nicolás Maduro Moros, la muestre ante la opinión pública venezolana y se garantice a todas las organizaciones o individualidades que sean referidas en dichas informaciones, el derecho a réplica y a la legítima defensa ante la opinión pública, en los mismos medios de comunicación y en las mismas condiciones en las que el presidente Maduro presente tales “informaciones”. Que el debate público, abierto y transparente, sustituya el ataque unilateral y manipulador del que somos víctimas por parte de quienes abusan del poder político que ostentan.

4°) Que rectifique su política al servicio del capital y restituya los derechos del pueblo trabajador, como condición básica para restablecer la unidad antiimperialista y popular revolucionaria. Que rectifique el camino que ha decidido transitar al servicio de la vieja oligarquía y de la mal llamada “burguesía revolucionaria”, cuyo compromiso se expresa en un nuevo “pacto de élites” y en la aplicación de un brutal ajuste neoliberal en curso. Es ésa, su política y gestión de gobierno, la que divide a las fuerzas patrióticas y produce el deslinde del movimiento popular revolucionario, de la izquierda consecuente y de las organizaciones políticas de concepción marxista-leninista, como lo es el PCV.

5°) Le instamos a corregir ese llamado a la intolerancia, al odio, la persecución y el irrespeto del ejercicio de los derechos políticos y democráticos consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Cuando lo que corresponde es un debate creador y unificador, lo que intenta imponer es una práctica sin reflexión. Se nos parece mucho a la orden dada por Rómulo Betancourt, en los años 60 del pasado siglo, de perseguir, aislar, segregar y asesinar a los militantes del PCV, a los del MIR y a la izquierda de URD; al “disparen primero y averigüen después“: es una incitación al odio; es un acto de abierta violación a los derechos constitucionales que debe ser rechazado por todas las fuerzas auténticamente democráticas, progresistas, patrióticas, antiimperialistas, populares y revolucionarias a nivel nacional e internacional, porque ese camino puede conducir al fascismo: la dictadura reaccionaria del gran capital.

Presidente Maduro, el verdadero dilema es si se está con la clase trabajadora o si se está con los capitalistas

A lo anterior, de por sí muy grave, se suma la pretensión de querer condicionar nuestro derecho a tomar la palabra en las sesiones plenarias de la Asamblea Nacional, a condición de que nos afiliemos o adscribamos a algunos de los dos bloques mayoritarios del parlamento (el que encabeza el PSUV o el de sus aliados opositores); cuestión que fue respondida correctamente al presidente de la AN, con firmeza y dignidad, el pasado jueves 21/01/2021, por la diputación del PCV y la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), en ese momento a cargo de la diputada Luisa González.

En su alocución, el presidente refiere que en el parlamento hay “256 diputados del GPP y 21 de la oposición”; afirma que “no hay camino para ser centrista” y luego usa la expresión: “o eres chicha o  eres limonada” para dejar clara la postura ideológica que busca justificar la existencia de una falsa polarización entre el bloque del gobierno y el de la “oposición” en el Parlamento, cuando la evidencia empírica y las propias declaraciones públicas del Presidente de la República han dejado muy clara la estrecha alianza y coincidencias de estas dos fracciones políticas supuestamente “antagónicas”. Tanto así, que quien preside la Comisión de Política Exterior de la AN, por decisión de la alta dirección del PSUV, es un diputado de la derecha opositora, de estrecha vinculación con el Partido Demócrata estadounidense y el Departamento de Estado de los Estados Unidos. Recordemos que desde el gobierno se ha hablado incluso de construir un “gobierno de unidad nacional” con esas mismas fuerzas de oposición.

En este sentido, reiteramos nuestro rechazo a esta manipulación ideológica y política que pretende mantener engañado al pueblo trabajador bajo la falsa dicotomía de una polarización política superficial abstraída de la lucha de clases. En política, desde que históricamente surgió la división de la sociedad en clases antagónicas, y en la sociedad capitalista dependiente y rentista venezolana no es distinta: el meollo central del problema sigue siendo el mismo: o se está con la clase trabajadora o se está con los capitalistas. Los partidos políticos existen como expresión de los intereses de las clases sociales, por tanto sus acciones políticas o benefician al pueblo trabajador o sirven a los intereses de la burguesía y los terratenientes. Es en este punto, señor presidente, donde realmente no existe término medio o “centrismo” y no en el superficial dilema planteado por usted; de allí que reivindiquemos en nombre de los trabajadores de la ciudad y el campo, y con base al principio constitucional del pluralismo político, nuestro legítimo derecho a intervenir en la Asamblea Nacional en todos los debates y asuntos que sean tratados ante este órgano del Poder Público, en legítima voz y representación de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR).

Por eso ratificamos al país y le dejamos claro a quienes dirigen el Parlamento que el PCV no pertenece a ninguno de los dos bloques aparentes “antagónicos”, sencillamente porque las políticas que promueven sus voceros y voceras cupulares, no se identifican con el ejercicio de una línea consecuente en defensa de los intereses y aspiraciones de la clase obrera y del pueblo trabajador venezolano. No permitiremos que usen estas maniobras para cercenar el legítimo derecho que tenemos como fracción parlamentaria del PCV/APR para tomar la palabra y fijar nuestra posición política en todos los puntos de agenda de discusión de las sesiones.

La política del gobierno y la oposición sirven hoy a los intereses de los capitales privados nacionales e internacionales. Los dos están coaligados en la defensa e impulso de una política económica de carácter liberal burgués que traslada el peso de la crisis capitalista y las ilegales sanciones imperialistas sobre las espaldas de la clase trabajadora y, en general, de todo el pueblo. Como ha quedado públicamente evidenciado, las vocerías cupulares de ninguno de los dos bloques ha mostrado interés en discutir los graves problemas que aquejan al pueblo venezolano y en especial los referidos a la destrucción del salario, las pensiones y jubilaciones, prestaciones sociales y demás derechos de la clase trabajadora o la situación de la familia campesina venezolana y la producción nacional.

Sería beneficioso para el país y el pueblo venezolano, que la diversidad de partidos y sectores sociales que se expresan en el bloque parlamentario del GPP, evalúen, desde una perspectiva crítica, las inconsecuencias de la política económica gubernamental. Les instamos a reflexionar y actuar en esta dirección, antes de que sea tarde para las necesarias rectificaciones; ya que cada día se hace más evidente la contradicción entre una Constitución que consagra derechos progresivos en favor de las grandes mayorías nacionales de nuestro pueblo y las políticas de carácter abiertamente regresivas, liberales y neoliberales que solo benefician los intereses del capital, las transnacionales y el imperialismo.

Le dejamos claro al Presidente Nicolás Maduro y en especial al pueblo revolucionario, que no estar en la fracción parlamentaria del GPP, no es hoy la razón que determina si una fuerza política está con la derecha o si es un aliado del imperialismo. Repudiamos que se use está grotesca manipulación con la intención de fabricar “falsos positivos” contra militantes y dirigentes del PCV, del movimiento popular revolucionario y demás sectores consecuentes de la izquierda. Cabe preguntarse ¿por qué no se aplica esta saña contra los guarimberos y los agentes del imperialismo norteamericanos en Venezuela, quienes han gestionado el bloqueo económico, despojo de activos de la República y agresiones externas, sino que por el contrario se les conceden indultos y se les permite conspirar abiertamente contra el pueblo venezolano?

Alertamos a las y los trabajadores venezolanos, a los partidos comunistas y obreros del mundo y las fuerzas progresistas y antiimperialistas nacionales e internacionales, sobre el avance de planes de persecución y arremetidas anti-comunistas que se puedan estar preparando contra el PCV y su militancia empleando montajes canallescos.

Hoy el gobierno está ejecutando una política económica contra la clase trabajadora y los intereses del país. Su actual política económica se resume en inconcebibles concesiones  en favor de la ganancia del capital privado por un lado, y congelamiento de sueldos, pensiones y jubilaciones, eliminación de convenciones colectivas y flexibilización laboral por otro. El gobierno no encuentra como tapar su giro a la derecha, por ello despliega toda su furia arrogante contra toda fuerza que devele y enfrente su política económica entreguista.

El PCV ha estado, está y estará siempre del lado de los intereses de la clase trabajadora, el campesinado y el pueblo trabajador sin importar las consecuencias. Eso nos ha convertido siempre en un enemigo estratégico del imperialismo y los entreguistas internos. Los aliados del imperialismo sólo pueden ser aquellos que muestren sus intenciones de claudicar y negociar los intereses de la patria y el pueblo trabajador ante el capital monopolista. No tenemos duda que este camino de intolerancia frente a la crítica y acción clasista solo desencadenará una nueva ola de rabioso anti-comunismo, censura y persecuciones, la cual estamos dispuestos/as a enfrentar y derrotar con la organización, unidad y movilización revolucionaria obrera, campesina, comunera y popular.

Decimos con nuestro Camarada Argimiro Gabaldón:

¡El camino es duro, muy duro, pero es el camino!.

¡A seguir construyendo la Alternativa Popular Revolucionaria (APR)!

¡Resistir, luchar, organizar, reagrupar, unir fuerzas y vencer con las y los trabajadores al Poder!

Sunday, December 20, 2020

Declaración Política – XIX Pleno del Comité Central del PCV

 




El XIX Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), reunido en Caracas los días 12 y 13 de diciembre de 2020, realizó un balance del proceso de agudización de las contradicciones de clases en el mundo y en Venezuela, en momentos en que la crisis del sistema capitalista mundial se acelera como resultado de la pandemia y de las pretensiones de los monopolios transnacionales, particularmente estadounidenses y europeos, de reforzar su dominio hegemónico imponiendo la fórmula de “nueva normalidad” basada en la mayor concentración del capital, obtención de la máxima ganancia monopólica al menor costo posible, ampliación del control sobre los recursos estratégicos del planeta, destrucción de los mecanismos de defensa de la clase obrera y establecimiento de relaciones de trabajo individualizadas y flexibles.

En este contexto global, se exacerban las contradicciones interiimperialistas, en las que el imperialismo estadounidense desempeña el papel más reaccionario, confirmando que es una amenaza para los pueblos del mundo -y en particular para el pueblo venezolano-, sin importar cual fracción de su gran capital local, a través de cualquiera de los dos partidos del establishment estadounidense que los representa, se turne en la administración del Gobierno.

Bajo ese enfoque, el XIX Pleno del CC del PCV evalúa el reciente proceso electoral celebrado en Venezuela, en un contexto de amenazas y chantajes realizados por las fuerzas políticas del imperialismo yanqui-europeo y la decisión de una fracción de los Partidos de derecha de no participar en los comicios. En su plan por mantener la política de agresiones contra el país, el imperialismo apuesta a la “consulta Popular” realizada el 12 de diciembre por la extrema derecha con el fin de extender el funcionamiento del parlamento ficticio que dirige Juan Guaido hasta tanto el gobierno del Presidente Maduro sea derrocado. El XIX Pleno del CC repudia esta maniobra del imperialismo estadounidense y europeo y sus aliados internos, que lo único que pretende es mantener la aparente legalidad de las criminales sanciones y el saqueo de los recursos de Venezuela en el exterior.

Las elecciones parlamentarias

El pasado 6 de diciembre culminó en nuestro país una jornada importante para las fuerzas revolucionarias agrupadas en la Alternativa Popular Revolucionaria (APR), en las que se registró un avance de la política de unidad obrera, campesina, comunera y popular diseñada por el PCV, y coincidente con otros sectores sociales y políticos del campo popular revolucionario, para hacer frente al entreguismo, el fascismo y el imperialismo. Fueron 4 meses de intensos trabajos dando la cara al pueblo trabajador de la ciudad y el campo y levantando la Alternativa frente a la continuidad de la agresión imperialista y ante el pacto de las elites del Gobierno y de sectores de la derecha opositora, para administrar la crisis en favor de la burguesía y desmontando las conquistas económicas y sociales del pueblo.

La APR tuvo que desplegar su agitación política y de masas en medio de incesantes ataques y calumnias dirigidas a reducir la expansión de su influencia y sembrar la desconfianza del pueblo trabajador en sus propuestas. Fue una lucha librada en condiciones desiguales y llena de obstáculos que fuimos capaces de superar gracias a la fortaleza de nuestros planteamientos y la mística militante desarrollada por las organizaciones que integramos la APR.

El XIX Pleno del Comité Central del PCV envía su mensaje de profundo reconocimiento, agradecimiento y saludos fraternos a las organizaciones de la APR, al pueblo trabajador de la ciudad y el campo, a sus jóvenes y mujeres, pueblos indígenas, a las corrientes de la intelectualidad y diversidad cultural revolucionaria que se identifica con el proyecto estratégico expresado en la APR, que de forma voluntaria se integró a las tareas políticas y de  la campaña. Este titánico esfuerzo colectivo, fue determinante para que la APR se consolidara como referente del reagrupamiento político de las fuerzas obreras, campesinas, comuneras y populares, así como para el logro de los importantes resultados electorales obtenidos.

Sin duda, la más importante victoria política que conquistamos el 6 de diciembre fue el surgimiento y fortalecimiento de la APR, como instrumento concreto para la ofensiva popular frente agresión imperialista y la política económica entreguista, anti-popular y anti-obrera, que precariza las condiciones de vida del pueblo trabajador. El éxito de la APR confirma la necesidad objetiva de la clase trabajadora, el campesinado y demás sectores populares y capas explotadas de la sociedad venezolana, de articular y organizar las luchas para defender los derechos del pueblo y conquistar una salida revolucionaria a la crisis capitalista y las agresiones imperialistas.

Balance del proceso electoral

El 6 de diciembre logramos un incremento sustancial de la votación del PCV comparada con las pasadas elecciones parlamentarias del 2010 y 2015 pese a la alta abstención que caracterizó el proceso electoral reciente. En el 2015 obtuvimos una votación absoluta de 113 mil votos para un 0,8% del total con una abstención del 30%, actualmente logramos 170 mil votos para un 2,73% con una abstención muy superior registrada en un 70%. Es la votación más alta del PCV en elección parlamentaria y un resultado muy notable tomando en cuenta  que mientras la abstención hizo decrecer el caudal de voto del PSUV y el voto conjunto de los Partidos de la derecha, en nuestro caso experimentamos un crecimiento.

Estos modestos pero notables resultados, representan también una gran victoria política para el PCV-APR por las condiciones tan desiguales en que fueron conseguidos, producto de la censura comunicacional aplicada al PCV y el abusivo ventajismo del PSUV y los partidos de derecha. El PCV fue la única organización que no se benefició de las garantías electorales convenidas entre el PSUV y los partidos de la derecha en la mesa de diálogo y acuerdo. Participamos en un proceso electoral pactado de espaldas al pueblo entre dos fuerzas (Gobierno y oposición), lo que se reflejó en el grosero ventajismo sobre el PCV.

Desde el proceso de inscripciones de las candidaturas, el partido de gobierno, haciendo uso desmedido de los medios públicos se dedicó a difamar a la APR y al PCV, cerrando al mismo tiempo toda posibilidad de ejercicio del derecho a réplica. La ilegal censura comunicacional a las candidaturas de la APR y al PCV, impuesta desde el gobierno, se evidenció en la ausencia de cobertura comunicacional a las actividades electorales del PCV-APR, la negativa a colocar la publicidad del PCV en los medios radiales y televisivos, y la exclusión de nuestras candidatas y candidatos de los espacios de opinión y debate electoral. Esto sin duda impacto negativamente las posibilidades del PCV de dar a conocer sus propuestas a la población, las cuales difieren tanto de la política gubernamental como de la opositora.

La censura contra el PCV contrastó con la abierta divulgación de las candidaturas y publicidad electoral de los partidos de la derecha en los medios de comunicación públicos y privados. El objetivo del veto comunicacional era más que evidente: anular y borrar al PCV de las opciones electorales e impedir que sus propuestas programáticas se difundieran en la población, para que la votación se decantara entre el PSUV y las diferentes listas de la oposición. Su lógica oportunista y electoralista les hizo creer que podían destruir a la APR mediante un resultado electoral adverso. La censura no era más que una maniobra para que todas las listas de la derecha obtuvieran mayor votación que el PCV, intentando así dejarnos fuera del parlamento. Pretender que con un mal resultado electoral se puede destruir un proceso de reagrupamiento revolucionario que responde a las necesidades objetivas de la lucha de clases, es una fantasía propia de mediocres reformistas.

Sumado al bloqueo comunicacional, tuvimos que hacer frente al abismal ventajismo de la campaña electoral. El partido de Gobierno y los de oposición en su búsqueda desesperada del voto, realizaron un gigantesco derroche de recursos financieros valorados en millones de dólares en propaganda y eventos electorales, mientras el país padece la más profunda crisis y nuestro pueblo sufre sus terribles consecuencias.

Aún en estas adversas condiciones, la cúpula reformista del gobierno no pudo cumplir su objetivo de invisibilizar por completo a al PCV-APR y relegarle a la última posición en la votación general. Los resultados obtenidos colocaron al PCV-APR como la 4ta lista más votada y como 6to Partido de mayor votación de los 25 partidos participantes. Con el 2,73% el PCV- APR logró además ingresar al parlamento con un (1) diputado electo por la lista nacional con su respectiva suplente.

En la selección del método para la adjudicación de los diputados de la lista nacional, el CNE benefició al partido con más alta votación permitiéndole quedarse con una cantidad superior de escaño a su votación obtenida. El método no respetó los principios de proporcionalidad y pluralidad política establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Cada voto del PSUV-GPP se sumó dos veces garantizándole a esta fórmula adjudicarse el 91% de los escaños con el 69% de los votos obtenidos, mientras el PCV con el 2,73% de los votos apenas obtuvo un (1) diputado, el 0,36% de los escaños.

El PCV denuncia esta arbitraria y desigual metodología adoptada por el CNE y le instamos a corregirla en función de los preceptos constitucionales de proporcionalidad y pluralismo político. El PCV llevará a cabo las acciones legales que correspondan ante el CNE y el Tribunal Supremo de Justicia a fin de denunciar esta ilegalidad y exigir su inmediata revisión. De no ser por esta desproporcional metodología, el PCV hubiese obtenido seis (6) parlamentarios.

El ajuste capitalista del gobierno y los derechos de la clase obrera

El desarrollo del proceso electoral dejó en evidencia el avance de la ruptura del gobierno-PSUV con el proyecto histórico Bolivariano y emancipador iniciado por el Presidente Hugo Chávez en 1999. Dos hechos concretos, entre muchos otros, consumados por el gobierno de Nicolás Maduro, son prueba fehaciente de este viraje a la derecha de la cúpula del gobierno. El primero de ellos fue la promulgación por la Asamblea Nacional Constituyente de la denominada ley “anti-bloqueo”, medida que viene a servir de base jurídica al proyecto de privatizaciones de los principales activos públicos en beneficio del capital privado nacional e internacional. Esta ley de entrega y saqueo confirma la firme decisión del gobierno de avanzar en su agresivo plan de ajuste económico que viene cargando todo el peso de la crisis capitalista y las sanciones ilegales imperialistas sobre las espaldas de las y los trabajadores.

El segundo hecho fue la puesta al descubierto de la conciliación de clases en marcha mediante el anuncio público realizado por el Presidente de la República de construir un gobierno de coalición con los partidos de la derecha. Esto es sin duda, la manifestación concreta de la necesidad de establecer un pacto de gobernabilidad con la derecha para implementar el antipopular ajuste económico liberal-burgués.

Las medidas económicas que se han implementado, tales como las privatizaciones de empresas estatales relacionadas con la producción de alimentos (Arroz del Alba, Agropatria, Lácteos los Andes, los centrales azucareros), la liberación de pago de impuestos a las empresas capitalistas, la dolarización de precios de los servicios públicos de gas, telefonía- internet, recolección de desperdicios y transporte, la liberación general de precios al ritmo de la devaluación del bolívar, la dolarización de facto de la economía y la completa flexibilización de los derechos laborales; son evidencia incontrovertible del giro a la derecha de la política económica gubernamental.

El gobierno, con su actual política de entrega y conciliación destruye las conquistas sociales logradas durante el gobierno del Presidente Chávez y retrocede a las aplicaciones de las mismas medidas privatizadoras y de desregularización laboral, implementadas por los viejos gobiernos de AD/COPEI como fórmula para supuestamente superar la crisis del capitalismo dependiente y rentista venezolano. En lugar de tomar medidas revolucionarias para proteger al pueblo trabajador de la crisis y las sanciones como base para relanzar la producción nacional, lo que hacen es gestionar en beneficio del capital la destrucción masiva de la fuerza de trabajo y las capacidades productivas nacionales.

Con el falaz discurso del “milagro de la empresa privada para reactivar la economía” y creación de una “burguesía revolucionaria”, lo que se esconde es la venta fraudulenta de los activos de la nación, el debilitamiento del papel regulador del Estado y las mayores facilidades al capital para la obtención de sus ganancias a expensas de la destrucción del valor de la fuerza de trabajo (acabando con los salarios, las pensiones y las prestaciones sociales). En síntesis, la salida capitalista que ofrece el gobierno se asienta sobre el saqueo del país y la destrucción y explotación desmedida de la fuerza de trabajo.

Por si fuera poco, este plan capitalista se encubre con el discurso antiimperialista, la protección del pueblo de la agresión imperialista y el “socialismo bolivariano”. La defensa de la soberanía  y la autodeterminación y la lucha contra las sanciones ilegales y bloqueo imperialista sirve de coartada a esta ofensiva del capital en Venezuela.

La APR, su rol y el congreso fundacional

En este contexto, la APR emerge como un núcleo del proceso de reagrupamiento de las luchas obreras, campesinas, comuneras y populares que sufren la pérdida de derechos y conquistas sociales producto de esta arremetida capitalista. El referente de fuerzas revolucionarias y populares en construcción no es expresión de una necesidad electoral, sino de la resistencia popular frente al salvaje ajuste económico que impulsa el gobierno. Las organizaciones que se integran en la APR levantamos las banderas del proyecto histórico liberador bolivariano de nuestro pueblo frente al viraje de derecha entreguista de la cúpula del gobierno y la agresión  de los imperialistas y sus lacayos.

Pese a sus limitaciones y debilidades, el proceso de construcción de la APR avanzó exitosamente en la coyuntura brindada por las recientes elecciones, en la consecución de los siguientes objetivos que nos propusimos en el XVII y XVIII Plenos del CC-PCV con relación a la APR:

  • Confrontar y deslindar “en las nuevas condiciones de profundización de la agresión imperialista y de aplicación de una política liberal al servicio del capital por parte del gobierno nacional, que afecta los intereses de las clases populares y trabajadoras de la ciudad y el campo, a la vez que no garantiza la construcción de las capacidades nacionales para la derrota estratégica y táctica de dicha agresión imperialista”
  • Reagrupar las fuerzas más afines del movimiento popular revolucionario y núcleos de base popular chavista.
  • “Conquistar una combativa presencia del PCV y demás organizaciones y corrientes sociales y políticas de la APR”, en la nueva Asamblea Nacional.

La profundización de la crisis capitalista mundial y nacional, nos obliga a acelerar los procesos de formulación de las bases programáticas, de definiciones políticas, de aprobación de la Plataforma y el Plan de lucha, de construcción orgánica y a dotarnos de capacidades mayores para la comunicación y la movilización combativa. En tal sentido el XIX Pleno del CC-PCV presentará a la consideración, debate y decisión colectiva de las demás fuerzas sociales y políticas de la APR un conjunto de propuestas. Entre ellas, la adopción de medidas necesarias para convocar y realizar el Congreso Nacional Fundacional de la APR que garantice un amplio y democrático debate nacional y la incorporación masiva de organizaciones e individualidades del campo obrero, campesino, comunero, profesional, de mujeres y juventudes, de la intelectualidad y diversidad cultural popular.

El Congreso fundacional de la Alternativa Popular Revolucionaria, debe contribuir a su afirmación como referente para el reagrupamiento de las luchas obreras y populares contra el ajuste económica y la agresión imperialista. La capacidad de la APR para revertir el ajuste capitalista y los planes de la derecha pro-imperialista, pasa por unir a toda la clase trabajadora de la ciudad y el campo sobre la base de una conciencia clasista e independiente. La lucha contra la falsa polarización ideológica y la creciente apatía política en las masas trabajadores – como forma que toma la competencia entre los obreros y su resignación ante los capitalistas- es vital para vencer el ajuste económico y abrirle perspectivas reales de poder a nuestras luchas.

90 años del PCV y 15 Conferencia Nacional

Finalmente, el XIX pleno del Comité Central declara el inicio del proceso preparatorio para la conmemoración del 90 aniversario de la fundación del Partido Comunista de Venezuela a celebrarse el próximo 5 de marzo del 2021. Convocamos a las organizaciones del Partido Comunista de Venezuela y la Juventud Comunista, a toda nuestra militancia y fuerzas amigas, a prepararnos con mística, combatividad y entusiasmo para celebrar los 90 años de la fundación de la organización de las y los trabajadores y campesinos venezolanos. Debemos relievar la contribución histórica de nuestro Partido en las luchas por la liberación nacional, las libertades democráticas, los derechos sociales de los trabajadores y pueblo en general, y por la conquista del socialismo-comunismo como realización plena del desarrollo y libertad de nuestro pueblo.

Los 90 años del PCV será la reafirmación de nuestra determinación a luchar por el derrocamiento del poder de la burguesía y la toma del poder por la clase trabajadora venezolana como condición indispensable para superar el atraso económico que impone el modo de acumulación capitalista que, en el caso venezolano, se sustenta en la dependencia y el rentismo. Somos un Partido con un glorioso pasado de lucha al servicio del pueblo trabajador, pero con un futuro aún más promisorio para nuestro país y sus trabajadores. La clase trabajadora tiene Partido, y es el Partido Comunista de Venezuela.

La celebración de la 15 Conferencia Nacional en marzo del próximo año será sin duda un momento especial para reivindicar nuestro 90 aniversario y avanzar en los desarrollos y las construcciones políticas que enrumben a nuestro Partido en la actual fase de la lucha de clases hacia la consecución de sus objetivos estratégicos: la unidad de la clase trabajadora para la conquista del poder político.

El XIX Pleno del CC-PCV insiste en las tres grandes tareas que nos corresponde desarrollar en la actual coyuntura de la lucha de clases en Venezuela: ganar a la clase trabajadora para la lucha por el poder y, simultáneamente, fortalecer al PCV e impulsar la construcción de la Alternativa Popular Revolucionaria (APR).

¡El socialismo-comunismo sigue siendo la esperanza de los pueblos!

¡Proletarios del mundo uníos!

Pronunciamiento del Burò Polìtico del CC del PCV ante el vil asesinato del Camarada Oscar Rangel (Cachù)

  ¡PRESENTE POR SIEMPRE! El Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV), condena y denuncia el vil asesinato d...